martes, 30 de diciembre de 2008

Abella de la Conca





















El otro día, huyendo de las intensas y persistentes nieblas y en busca del cálido sol invernal, fuimos a parar a Abella de la Conca, el jardín de Rosso.
Hacía años que no venía a escalar a este increíble calcáreo. Las nuevas aperturas aparecidas, no hace mucho, en un artículo de desnivel, motivaban una nueva visita.
Templo de tranquilidad, paz y poca presa. Se imponen los impresionantes muros exageradamente técnicos, alternados por secciones con algo más de canto. La roca es especialmente agresiva en algunas zonas, pero la escalada, por lo general es más que excelente.
Dudamos en la elección para poder aprovechar las máximas horas de sol y terminamos en La costera, Sur. Lo que no teníamos controlado es que a medio día la montaña de delante oculta al preciado astro. Al final terminamos escalando en la vertiente norte, más que nada por perrería de cambiar de sitio. Unas vías nuevas y muy buenas, aunque no excesivamente limpiadas.
En resumen: a pesar de las nuevas aperturas, no es un lugar para escalar un montón de vías, una tras otra. Los seguros, normalmente alejan un poco y los pasos chungos son bastante obligados. Vías buenísimas y grandes posibilidades de desarrollo. Entorno bucólico. Escalada difícil y grado que no regala nada, para nuestro gusto todo un plus de más, como norma. Incluso un 6c+ que ensayamos, en el pegue bueno le dimos 7a+ por unanimidad, pero el grado es lo de menos, o no…
En todo caso, felicitaciones a Pep Boixadós.

lunes, 29 de diciembre de 2008

MONTSEC DE RUBÌES - CINGLE DEL PAS DE LES EUGUES






















El otro día quedamos con Albert en La Pauta, para disfrutar de su magnífica roca y los recientes reequipamientos y aperturas. Pasado el Port de Comiols el espectáculo es brutal, un inmenso mar de niebla que se extiende hasta el infinito y con Montserrat surgiendo de la nada. A los pocos metros de descenso, nos engulle como a los diminutos seres que somos.
Pienso que después el terreno se eleva y que escalaremos al sol de invierno en camisetita. Navegamos por la niebla con muy escasa visibilidad. Las pistas embarradas y la situación poco evidente del aparcamiento, si no se ve la pared, hacen que nos lo pasemos de largo sin enterarnos. Aparecemos en un pueblo y dudamos de nuestra posición exacta. Preguntamos, y con una leve sonrisa (estos turistas…) confirmamos que nos hallamos en Garzola. De todas maneras con esta niebla es imposible escalar aquí. Llamo a Albert, el emigra hacia Áger y nosotros de cabeza a Vilanova. Para asegurarnos el tanto decidimos subir hacia la pista de Rubies, bien altitos, aunque con algo de nieve, el sol lo tenemos fijo.
Se me ocurre como buena alternativa el Cingle del Pas de les Eugues, tengo un buen recuerdo de mi anterior visitas y algunas vías que no me dio tiempo a probar. En total son 14 itinerarios, de 30 metros de media, entre 6a y 7b+, pero con claro predominio de 6b+/c. Muchas de las vías sólo tienen un paso difícil, aunque no todas, la roca es absolutamente magnífica, con franjas de diverso calibre, tramos desplomados y belleza de movimientos. El grado es de aquel que no se rebajará. Uno de aquellos maravillosos lugares dónde dificilmente coincidiremos co alguien.
Temperatura perfecta e impresionantes vistas sobre el mar de nubes, al final el día acaba bien, para lo que pintaba de buena mañana. Además remato todas las cuentas pendientes y termino bien petado, que es lo que interesa.

viernes, 26 de diciembre de 2008

POLLEGÓ DE LA VINYA NOVA - ANXENETA























































Casi todas las veces que bajo a Barcelona procuro reservarme un día par ir a Montserrat. Esta vez sólo quedaba libre el sábado, así que quedo con el Porta (que a su vez queda con David) en el bar del Bruc. Aquello estaba a rebosar, como siempre. A pesar de una predicción benigna (bueno por la mañana y malo por la tarde), está nublado y hace un frío bastante intenso. La idea original es escalar la reciente Anxeneta, antes de que llegue la época restrictiva, pero con este frío... Pensamos alternativas, pero ninguna convence y no tenemos ganas de pensar mucho, así que finalmente nos decidimos por el plan original, abrigándonos bien.
Nos vamos para allá con la idea de pasar más frío que los pingüinos y, como por arte de magia, sale el solecito. Lástima que al primer largo no le da. Se lo trabaja el Porta, de manera sorprendente, con un intenso frío y a vista. De segundos, alucinamos con el dolor de dedos hasta que salimos al lado del sol. El resto de la vía ya resulta mucho más agradable. Para variar, a hecho justo lo contrario de la previsión.
La vía es muy guapa y recomendable, casi toda en roca perfecta y con un equipamiento apropiado para que se repita con regularidad. El primer largo es el más difícil, porque además, te pilla en frío. Los alargos entre seguros en alguna zona fácil, se pueden minimizar con algún marciano y pequeños, pero sólidos, merlets. Respecto al largo de 6c, se resuelve con más de una solución posible y no es nada obligado, por tanto fuerzas el a vista sin ninguna presión. En resumen, una muy buena vía, que se convertirá en clásica. Como punto negro: itinerario bastante ilógico, que evita en todo momento la demasiado cercana Aresta Ribas.
Al finalizar el itinerario, en la cima hay todo un muestrario de anclajes: 2 paraboles inox, uno de ellos hundido, 1 spit y un parabolt reciente. Todo tiene su explicación, pero eso ya es otra historia larga y tortuosa, que con la apertura de esta nueva vía resulta aún más sorprendente.























NUEVAS TENDENCIAS


¿Esto que es? Pues nada, simplemente lo que se ve. Un anclaje químico, puesto de aquella manera. ¿De que manera?, aparte de un poco ortopédico, está colocado en agujeros naturales, sin la ayuda del taladro. Las nuevas tendencias consisten en colocarlos por abajo y sin máquina, para ello son necesarios bastantes días para rematar la faena. La idea inicialmente no es mala del todo, lo que pasa es que como es muy poco práctico el resultado final son diversos proyectos esparcidos por aquí y por allá, que quizás nunca se concluyan.
Por otro lado la cantidad de pegamento que se gasta es bastante superior, el anclaje es difícil que quede en el lugar ideal, la gran limpieza previa que requiere su colocación no se yo si habrá sido realizada correctamente. Por el momento no ha cuajado mucho el experimento (mejor).

miércoles, 24 de diciembre de 2008

PENYAGOLOSA: GREEN DAY AGAIN
























































Al siguiente día tocaba una apuesta segura, la Green day no me podía fallar y así fue. Es tan buena como la recordaba: roca perfecta, una bonita pared y el magnífico entorno de espacios abiertos con que nos obsequia la Penyagolosa. Combinación de placas técnicas y tibosas con alguna fisura perfecta.
Aprovecho para incluir la más reciente creación de Albert Salvado, justo al lado, con un segundo largo de roca alucinógena y difícilmente superable. Más exigente que la anterior. Resaltar también que últimamente se anima el cotarro de esta pared con nuevas aperturas y diversos proyectos.






















martes, 23 de diciembre de 2008

PENYA CALVA: LLIBERTAT D'EXPRESIÓ







El mes de Octubre me lo pasé todo en Castellón, aprovechando para conocer sus rincones y zonas de escalada. Como en todos sitios hay de todo, zonas mejores y zonas peores, pero las hay que merecen realmente la pena, tanto deportivas como paredes largas. Ya iremos viendo pequeñas pinceladas de varios puntos de su geografía.





















La última semana de mi estancia, apareció Javi para escalar unos días (al único que engañé). La primera vía que escalamos fue la Llibertat d’expresió, en Culla. Ya hacía un par de años que le tenía ganas, desde que la ví, con motivo de una excursión investigadora de las posibilidades de la zona. Además, en dos guías de selección aparecía como itinerario recomendable.
Para allá que nos fuimos, a priori la cosa pintaba guapa: una buena pared, rematada por un techarraco, toda equipadita y con una dificultad apetecible.
Tras la kilometrada de rigor y la agradable aproximación, en bajada, nos plantamos al pie de la pared. Subo el primer largo y ya la cosa empieza a mosquear: seguros bastante lejos, musgo, grado collaet, matojisme y roca que se rompe cuando no debe. Segundo largo, id, de id. En la parte superior el musgo desaparece, pero no los matojos ni la roca así así. Para colmo, la mitad del itinerario coincide con una del ABC.
Hacemos balance: ambiente muy bueno, entorno muy bueno, de la vía se salvarían unos 30 metros, el resto cutre.
La pregunta del millón es: como se puede recomendar esto, no en una guía, sino en dos?
Me siento un poco tonto ante Javi, que viene desde a tomar por saco y le traigo a semejante callo, en los próximos días intentaré compensarlo con mejores paredes, con éxito.
De todas formas Culla no es sólo esto, es muchísimo más. Metros y metros de roca, que la pueden convertir en una de las zonas más importantes de la península. Tiempo al tiempo.
Nota aclaratoria: para nada critico a sus aperturistas, sólo doy mi opinión de la vía (especialmente limpieza y calidad de roca), que es lo principal.


























lunes, 22 de diciembre de 2008

CARRASCLET INFERIOR
















































































Las paredes inferiores del Carrasclet cuentan con un número nada despreciable de itinerarios, equipados por J. Llasera. Estos los encontramos en el llamado Racó dels Boixets, un enclave precioso situado justo antes de los resaltes con escalones y cables y bajo el camino que comunica este Grau con el de Barrots.
Encontraremos dos grupos o subsectores. El de la izquierda tiene unas 10 vías entre 6b y 7a/b, el de la derecha, unas 4 entre 6a y 6b. Todas rondan los 30 metros de buena escalada. Un poco separada de estas, y totalmente a la izquierda, tenemos el magnífico 8a de Ciática, que recorre una de esas magníficas planchas con que nos obsequia el Montsant.
Todas estas opciones deportivas quedan perfectamente arropadas por grandes bastiones, a banda y banda, que contienen algunos itinerarios de mayor longitud y con otro carácter.